Nuestra web utiliza tecnología de cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. aceptar

TECNOLOGÍAS APLICADAS / PANTALLAS & DISPLAY 

PROYECCIÓN Y RETROPROYECCIÓN

PROYECCIÓN DLP

La Tecnología DLP, (Digital Light Processing) Procesado Digital de la Luz, basa su tecnología en la utilización de un chip DLP coordinado con una señal de video, una fuente de luz y una lente de proyección, utilizando micro-espejos para reflejar una imagen digital en una pantalla o cualquier superficie.

 El chip DLP es quizás el conmutador de luz más sofisticado del mundo. Contiene una matriz rectangular de hasta 2 millones de espejos microscópicos pivotantes y cada uno de esos microespejos mide menos de una quinta parte del ancho de un cabello humano.

En los proyectores DLP, la imagen es creada por espejos microscópicos dispuestos en una matriz sobre un chip semiconductor, conocido como Digital Micromirror Device (DMD). Cada espejo representa un píxel en la imagen proyectada. Estos espejos pueden ser recolocados rápidamente para reflejar la luz a través de una lente.

Los proyectores DLP, pueden ser de un sólo clip, o bien de tres chips. En un proyector con un sólo chip DMD, los colores son producidos colocando una rueda de color entre la lámpara y el DMD donde se refleja a través de la óptica. La rueda de color se divide generalmente en tres sectores, los colores primarios: Rojo, Verde y Azul, y una sección clara adicional para el brillo.

El chip DMD se sincroniza con el movimiento de rotación de la rueda de color para mostrar el componente verde en el DMD cuando la sección verde de la rueda de color está delante de la lámpara. Lo mismo ocurre con las secciones rojas y azules. Las imágenes rojas, verdes y azules se muestran así secuencialmente con una frecuencia suficientemente alta para que el observador vea la imagen compuesta en "color completo".

Un proyector DLP de tres chips utiliza un prisma para dividir la luz de la lámpara, y cada uno de los colores primarios de la luz se encamina hacia su propio chip DMD, después se recombina y se dirige hacia el exterior a través de las lentes. Los sistemas DLP de un sólo chip son capaces de mostrar 16,7 millones de colores, mientras que los sistemas DLP de tres chips pueden mostrar hasta 35 billones de colores.

RETROPROYECCIÓN

Designamos con el nombre de Retroproyección a la técnica por la cual se puede proyectar una imagen en una pantalla de proyección usando un sistema de lentes, permitiendo así visualizar imágenes fijas o en movimiento. 

 Actualmente se utilizan Proyectores de Vídeo, los cuales reciben una señal de vídeo y proyectan la imagen correspondiente, permitiendo así la posibilidad de visualizar imágenes fíjas o bien en movimiento.

Estos proyectores de vídeo, utilizan una luz muy brillante para proyectar las imágenes, y los más modernos pueden corregir curvas, borrones y otras inconsistencias a través de los ajustes manuales.

Los proyectores de vídeo son mayoritariamente usados en salas de presentaciones o conferencias, en aulas docentes, aunque también se pueden encontrar aplicaciones para cine en casa. La señal de vídeo de entrada puede provenir de diferentes fuentes, como un sintonizador de televisión (terrestre o vía satélite), un ordenador personal…

Desde que se originó, la proyección de imágnes ha sido la tecnología mas común en la visualización de imágenes de gran formato y elevada resolución. Con los años, los proyectores han ido evolucionando al ritmo de los últimos avances tecnológicos en ámbitos como la computación gráfica y las fuentes de vídeo y en línea con la tendencia a conseguir pantallas de mayores dimensiones y resoluciones superiores.

Los proyectores digitales o videoproyectores, suelen utilizar unas lámparas de descarga de alta intensidad, también conocidas como lámparas HID, para iluminar una o más micropantallas.

Estas lámparas incluyen un tubo de vidrio con un arco que prende un gas sometido a alta presión, y que contiene xenón o vapor de mercurio, y que permiten proyectar la imagen con gran calidad. Las lámparas de vapor de mercurio son las más comunes.

En la actualidad, los LED o diodos emisores de luz, están tomando el relevo de las lámparas HID, consolidándose como alternativa de estado sólido ya su tienen mayor fiabilidad y larga duración que las lámparas HID. A este respecto, si las lámparas HID tienen una vida útil que va desde 500 hasta las 10.000 horas de duración de algunas lámparas de Mercurio, la duración media de la tecnología de proyección LED se estima alrededor de 50.000 a 80.000 horas.