Nuestra web utiliza tecnología de cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. aceptar

TECNOLOGÍAS APLICADAS / IDENTIFICACIÓN Y TRAZABILIDAD 

TARJETA CHIP Y DNIe

DOCUMENTO NACIONAL DE IDENTIDAD ELECTRÓNICO (DNIe) 

El DNIe, (Documento Nacional de Identidad Electrónico) al igual que el DNI tradicional, tiene como primera función la identificación de la persona. Con la llegada de Internet y la sociedad de la información, esa identificación se hace necesaria más allá del ámbito físico, Así ha surgido el DNI electrónico, que nos acredita de forma digital nuestra identidad y nos sirve como firma digital para usar en documentos electrónicos. Estos documentos tienen una validez jurídica equivalente a la que proporciona la firma manuscrita.

El desarrollo de la Sociedad de la Información y la difusión de los efectos positivos que de ella se derivan exigen la generalización de la confianza de los ciudadanos en las comunicaciones telemáticas

Como respuesta a esta necesidad, y en el marco de las directivas de la Unión Europea, el Estado español ha aprobado un conjunto de medidas legislativas, como la Ley de Firma Electrónica y el RD sobre el Documento Nacional de Identidad electrónico, para la creación de instrumentos capaces de acreditar la identidad de los intervinientes en las comunicaciones electrónicas y asegurar la procedencia y la integridad de los mensajes intercambiados.

El nacimiento del Documento Nacional de Identidad electrónico (DNIe) responde, por tanto, a la necesidad de otorgar identidad personal a los ciudadanos para su uso en la nueva Sociedad de la Información, además de servir de impulsor de la misma. Así, el DNIe es la adaptación del tradicional documento de identidad a la nueva realidad de una sociedad interconectada por redes de comunicaciones.

El DNI electrónico es prácticamente idéntico al anterior pero incorpora un circuito integrado o chip encargado de guardar de forma segura información y procesarla de forma interna. En este chip encontramos la siguiente información:

  • Un certificado electrónico para autenticar la personalidad del ciudadano.
  • Un certificado electrónico para firmar electrónicamente, con la misma validez jurídica que la firma manuscrita.
  • Certificado de Autoridad de Certificación emisora.
  • Claves para su utilización
  • Nuestra huella dactilar.
  • Nuestra Fotografía Digital
  • Nuestra firma manuscrita en formato digital.
  • Datos de la filiación del ciudadano, correspondientes con el contenido personalizado en la tajeta.

La seguridad ha sido un paso importante y el DNIe incorpora numerosos elementos de seguridad:

  • Medidas de seguridad físicas como tintas especiales, relieves o fondos de seguridad.
  • Medidas de seguridad digitales como encriptación de datos del chip, acceso mediante clave secreta que nunca abandonan el chip y la certificación de la Dirección General de la Policía.

De este modo, cada ciudadano podrá hacer realizar múltiples gestiones de forma segura a través de medios telemáticos y asegurando la identidad de los participantes en la comunicación.